Así describen la Etapa Loyola los tres educadores que asistieron del colegio San Francisco Javier de Puerto Montt al Programa Amar es Servir. En esta ocasión la semana de formación reunió a 24 educadores  de la Red Educacional Ignaciana quienes fueron acompañados por el padre Óscar Ávila SJ y la educadora Alejandra Vaccaro.  

Carolina Uribe, Iván Brauning y Daniela Cárcamo nos comparten su testimonio:

«Un día nos llega un gran regalo. Una invitación para participar de una experiencia, de la que poco o nada conocíamos, llamada Loyola y la cual, cada uno recibió con mucha alegría y  entusiasmo. Sabíamos que era algo muy especial, sin embargo,  las preocupaciones normales de cada uno,  tanto en nuestros roles profesionales como familiares, estaban en juego. Pronto nuestro colegio y familiares nos dan la tranquilidad y motivación para poder aceptar tan especial invitación. Así un día domingo viajamos  más de 1000 kms para llegar a la ciudad de Valparaíso y comenzar nuestra experiencia. 

Nos fuimos dejando llevar desde un comienzo, simplemente movidos desde el corazón… Comenzamos esta experiencia sin conocer a los demás y en un  par de días ya nos sentíamos parte de una familia. Cada día fue muy especial, tuvo sorpresas y grandes aprendizajes desde el conocimiento hasta lo espiritual. Cada nueva jornada predisponía al siguiente y todos iban  resonando en el  interior, no podrían haber sido menos días…Pero si más! 

El gran regalo lo estábamos disfrutando y viviendo con la mirada relajada y siempre desde el corazón. Nos trajimos muchísimo de esta experiencia, pero sin duda lo más valioso es el poder aprender de y con otros. Tomamos conciencia una y otra vez de lo que hacemos, por qué lo hacemos y para qué lo hacemos, rescatando las experiencias, reflexionando para poder actuar, evaluar y remirando nuestras acciones o prácticas. Simplemente para cada día intentar ser mejores a la luz de la fe.

Agradecidos y movidos por nuestro sello, hasta pronto….desde el colegio SFJ de Puerto Montt.»

Volver