En el Colegio San Alberto de Estación Central conocen el real significado de la palabra desafío. Y no sólo en tiempos de cuarentena, sino que desde hace mucho antes, ya que casi la mitad de sus casi 900 estudiantes son extranjeros, mayoritariamente haitianos. «Eso nos desafía a trabajar con un grupo que no es hispano hablante y a cuidar sus tradiciones, su cultura y raíces», señala Claudio Jiménez, coordinador de Formación y Convivencia del Colegio San Alberto.

En ese contexto y con el propósito de afianzar el sentido de pertenencia de los estudiantes y de entablar puentes de comunicación directa con las familias, el año pasado comenzaron a visualizar la utilidad de las redes sociales y, en la actualidad dada la contingencia, su trabajo se ha volcado en gran medida en dar vida al vínculo con las familias a través de este medio, realizando un destacado y motivador trabajo.

«En el inicio de año, buscando que los padres se involucraran más, creamos nuestra cuenta de Instagram y durante este tiempo de cuarentena le hemos sacado gran provecho, transformándose en un canal de comunicación bien relevante que nos ha permitido hacer varias actividades para trabajar lo formativo», dice. Agrega que este medio les permitió, además, identificar a las familias que no estaban comunicándose con el colegio para así poder ir visitarlas y conocer su realidad actual. «Levantamos una campaña de reunión de fondos y nos ayudaron hartos miembros de la comunidad ignaciana y voluntarios, con lo que pudimos ayudar a 60 familias», comenta.

Otra de las líneas que han desarrollando mediante redes sociales desde que se inició la emergencia sanitaria es la creación de «campañas» más lúdicas que buscan alegrar y acompañar a las familias. Fue así como a partir de la idea de una profesora de 5° Básico, se generó la iniciativa de invitar a todos a dibujar arcoíris, que tuvo un gran impacto tanto en el colegio como en comunidades amigas. «En una hora se nos llenó de arcoíris el Instagram. Luego se fue replicando y recibimos muchas fotos», cuenta Claudio.

Añade que desde ahí surgió también la idea de Semana Santa, llamada «Colores en cruz» que buscó dar un sentido a este tiempo especial, invitando a estudiantes y sus padres a crear una cruz con distintos materiales y en diversos soportes.

Otra de las iniciativas que destaca este docente es el «cuenta-cuentos virtual» que están desarrollando algunas profesoras, especialmente de Primer Ciclo, donde a través de videos relatan cuentos a los estudiantes con el fin de promover la lectura.

«En nuestro equipo todos tratamos de hacer cosas que ‘enganchen’, generando a la vez material de estudio y cosas que promueven el auto-cuidado. Independiente de que algunas familias lo puedan estar pasando muy mal con todo lo que estamos viviendo, queremos dar un mensaje de esperanza a nuestra comunidad», finaliza Claudio.

Invitamos a todos los colegios que quieran compartir su experiencia o alguna buena práctica que hayan desarrollado durante este tiempo a escribirnos a comunicaciones@redignaciana.cl

Volver