Los encargados de Formación y Orientación de los colegios REI se reunieron en un conversatorio virtual para analizar y compartir las iniciativas que están impulsando para acompañar a los estudiantes de IV° Medio en época de pandemia.

El foro comenzó con la intervención individual de los participantes, donde compartieron las preocupaciones e inquietudes que han surgido desde sus áreas respecto a los jóvenes en su último año de escolaridad.

En este espacio la mayoría de ellos coincidió en que los colegios están enfocados en propiciar espacios para acompañar más cercanamente a la generación 2020, en generar instancias para que sientan que siguen ligados al colegio, en bajar los elementos estresores y en lograr que a pesar de la realidad se sientan esperanzados y motivados, ayudándoles a sobrellevar la pena por no vivir su IV° Medio de manera tradicional. Esto, acompañándolos formativa, vocacional y espiritualmente en este tiempo de duelo para que resignifiquen su vida.

En esta experiencia, los colegio La Misión y San Ignacio El Bosque compartieron las estrategias y metodologías que han desarrollado para acompañar a los IV°s Medios.

Desde el Colegio La Misión señalaron que la palabra clave ha sido «recalcular el camino» pensando en los rostros, vida y sueños de sus estudiantes en este contexto de incertidumbre, miedo y desesperanza. «Nuestro foco ha estado puesto en el acompañamiento, pensando en su salud emocional, y en poner sobre la mesa las pérdidas, entendiendo que la flexibilidad es una invitación importante para hacerles ver que cada uno es único, aplicando harta contención emocional», señaló Jaime Sáez, director de Formación del Colegio.

Asimismo, explicó que han organizado diversas instancias para escuchar a los estudiantes y además han trabajado en el programa de desarrollo personal. «Tenemos que tener más ‘patio virtual’ con ellos. A pesar de que tenemos un plan mensual, estamos con los ojos abiertos a las noticias que vengan y nos sentimos en construcción permanente», dijo.

Por su parte, Bernardita Pizarro y Viviana Lizama, del Colegio San Ignacio El Bosque, se refirieron a las experiencias del proceso de discernimiento de la fe y  de preparación vocacional para la elección de carrera.

«Los estudiantes han tenido un gran crecimiento. Primero hicieron el duelo pero ya se pusieron de pie y se plantearon preguntas más hondas. Hemos estado súper centrados en el presente y eso ha sido un acierto y nos ayudado a disponernos mentalmente, tomar el contexto y desde ahí actuar», señaló Bernardita.

Respecto a las experiencias de elección vocacional, ambas manifestaron que «hemos visto procesos personales en cuanto a vocación anclada en las necesidades del mundo. La pandemia los ha ayudado a resignificar su vocación. Hemos visto al joven que queremos formar y al que queremos que salga al mundo», aseveraron.

Volver