La profesora del Colegio Betania, Mackarenna Garrido, fue la invitada de la cuarta sesión del late «Sube Conmigo», una serie de conversatorios online organizados con el fin de llevar este programa a los hogares.

Esta docente de Ciencias, que ha sido acompañante de esta iniciativa desde el año 2019, se refirió a su experiencia en ella, destacando los aprendizajes y valores que ha percibido durante su participación. «Me he encariñado mucho con Sube. Cuando comencé no tenía experiencia en montaña, pero me enamoré de toda esta experiencia que, además, conquistó mi lado deportivo», comentó.

Asimismo, recordó una de las anécdotas que más la han marcado. «Recuerdo que fuimos a la nieve y al llegar a nuestro destino no la encontramos… tuvimos que buscarla y fue todo un desafío, porque muchos de los estudiantes no la conocían. Cuando logramos llegar a ella fue muy satisfactorio y rico ver cómo todos jugaban. La alegría que demostraban fue muy gratificante», cuenta.

A raíz de esa experiencia, Mackarenna relata que pudo evidenciar los efectos concretos del cambio climático. «Sin Sube no me habría dado cuenta de eso. Soy súper sensible en las cosas que vivo, muy apasionada. Uno de los valores que más rescato del programa es el cuidado de la naturaleza, porque uno tiende a verla como tal, pero hemos aprendido a comprender las dificultades que está viviendo», manifiesta.

Finalmente, subraya que otros valores que entrega el programa son la hermandad y el compañerismo. «En las caminatas era como si todos fuéramos amigos, incluso sin conocernos. Me gusta mucho el sentido de la amistad que se da. Cuando estamos todos, siento que somos uno», acota.

Cabe mencionar que «Sube Conmigo» es un programa que brinda a los estudiantes una experiencia de formación por medio del montañismo, que lleva 12 años presente en los colegios de Fe y Alegría. La iniciativa busca que la montaña sea un medio para formarlos en valores y en el ámbito pastoral, estando conscientes de que todos pertenecen a una misma red.

Hasta 2019 se realizaban ascensos un sábado al mes con los estudiantes de entre 14 y 18 años participantes en el programa, acompañados por su coordinadora general, María Jesús García, un profesor por colegio y un grupo de voluntarios, quienes se continúan reuniendo semanalmente con el fin de continuar acompañando sus miembros a distancia.

Volver